Pañales, latas y más asfixian a Puerto Pochote en desechos

Puerto Pochote batalla con una deficiente gestión de los residuos.

Puerto Pochote vive del Golfo de Nicoya y de la pesca. En el 2015 nuestra comunidad fue conocida en el país, pues pescadores recibieron un ataque por parte de piratas, que les robaron motores, artes de pesca y más. Pero además de la inseguridad, la contaminación por residuos es una amenaza de todos los días en esta comunidad de la Red del Golfo.

Aquí no pasa el camión de la basura. La mayoría quema sus desechos. Pero también muchos generaron botaderos a cielo abierto, donde se acumulan latas, botellas y hasta decenas de pañales. Es un peligroso punto que atenta contra la salud.

Rosendo García, presidente de la Asociación de Desarrollo Integral (ADI) de Puerto Pochote, pidió a la Municipalidad de Nicoya, que intervengan en la situación y trabajen con las fuerzas vivas para generar un cambio.

 Este lote se convirtió en botadero. (Imagen de la Red del Golfo / Lauren Carrillo y Tania Díaz)

Este lote se convirtió en botadero. (Imagen de la Red del Golfo / Lauren Carrillo y Tania Díaz)

El vicepresidente de la Asada, Jose García, mencionó que si bien hay ausencia de la autoridad, la comunidad debe realizar sus propias gestiones.

La Municipalidad de Nicoya no tiene presupuesto para ampliar el recorrido de los camiones recolectores y que incluyan a Sonzapote. En lugar de eso, aplicarán la figura del gestor autorizado.

En el 2016, el Gestor Ambiental de Nicoya, Jorge Jiménez, dijo a la Red del Golfo que con este plan se busca "legalizar la actividad ilegal" que ya realizan ciertas personas, que cuentan con un vehículo para pasar por los barrios y que cobran por recoger la basura.

El plan de capacitación debe realizarse en el primer trimestre del 2017, pero aún no llega a la comunidad. Debe regularse - junto con el Ministerio de Salud - a los gestores autorizados, para que cumplan y los vecinos les paguen.

"La comunidad debe despertar de ese sueño, de esa tranquilidad. Tratar de buscar la ayuda para que la salud mejores."

José García - Vicepresidente de la Asada

 

Vecinos de San Buenaventura siguen tomando agua no apta para consumo

En San Buenaventura de Colorado, muchos vecinos toman agua del tubo, a pesar de que no es apta para consumo.

En San Buenaventura, comunidad de Colorado en el cantón de Abangares, el agua que llega a las casas no se debe tomar. Distintos vecinos afirman que - desde hace muchos años - el líquido sabe extraño, salado y que incluso les enferma y daña la ropa, el cabello y más. Pero los datos oficiales sobre el estado del agua y las acciones llegaron hasta el 2016.

Esta es una de las hojas del informe del AyA sobre la calidad del agua, que llega a los hogares de San Buenaventura. (Entregada por la Asada local al Equipo de Comunicación de la Red del Golfo)

El análisis del Laboratorio Nacional de Aguas, informe AYA-ID-05720-2016 de junio del año pasado, reveló que el agua de la tubería en San Buenaventura tiene una alta concentración de nitrato, en un nivel que incumple el Reglamento para la Calidad de Agua Potable. El Informe indica que la concentración de nitratos es de 70,59 mg/L, cuando el máximo admisible según el Reglamento es de 50 mg/L y el recomendado es 25 mg/L. (Ver resultados aquí.)

Previamente en marzo del 2016, el "Informe de Monitoreo de Pozos en el Sector Abangares", de la Unidad de Gestión Ambiental del AyA señaló que en San Buenaventura y otros puntos de la zona el agua subterránea presenta "valores superiores de conductividad eléctrica a los establecidos". (Ver Informe completo aquí.) La conductividad del agua se refiere a su habilidad de conducir electricidad y tiene que ver con la salinidad de la misma.

No hubo campaña, pero si se informó

 En San Buenaventura, un camión cisterna reparte agua dos veces por semana. El AyA llena los tanques que se instalaron en la comunidad. (Imagen de la Red del Golfo)

En San Buenaventura, un camión cisterna reparte agua dos veces por semana. El AyA llena los tanques que se instalaron en la comunidad. (Imagen de la Red del Golfo)

A pesar de las sensaciones de los habitantes desde hace muchos años de recibir un agua con alta concentración de sal y de los datos recientes sobre la calidad del líquido, la alerta de la Asada de San Buenaventura no fue masiva.

En este pueblo guanacastecto el agua no es gestionada por el Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA) sino una Asada (Asociación Administradoras de los Sistemas de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios, organización comunal que realiza la labor). Sin embargo la Asada ni siquiera cuenta con el convenio de delegación. Tener este documento es una obligación según el Reglamento de las Asadas. (Ver respuestas del AyA más abajo.)

El presidente de la Asada desde el 2012, Alberto Matarrita, mencionó que el problema se tornó crítico desde hace 5 años. Explicó que a partir del 2015, comenzaron las visitas del AyA y se tuvo información sobre la situación.

Matarrita defendió que sí se informó a los vecinos, pero admitió que no hubo una campaña masiva y que se ha fallado pues se puede hacer más. Aunque cree que la gente está informada, si dijo que muchos siguen tomando por "escepticismo", pues simplemente no creen que esté contaminada.

La preocupación en la comunidad es que muchos habitantes, al no tener una información y un aviso claro, siguen tomando del tubo. La directora de la Escuela de San Buenaventura, Viviana Gómez, aseguró que la mayoría de niños - del total de 125 - beben del tubo. A pesar de la indicación en el centro escolar, de que no la ingieran, muchos lo hacen por necesidad, pues desde la casa no les dieron un recipiente con agua potable.

El Director Regional del AyA en la zona, German Araya, afirmó que el simple hecho de percibir un olor en el agua o que esta genere malestar, ya representa un inconveniente y no debería consumirse. El ente rector del agua en Costa Rica evitó calificar lo sucedido en San Buenaventura como un fallo del sistema de gestión, que involucra a la Asada.

"¿Cuántas Asadas administra la Región Chorotega? Son alrededor de 340. Saque el porcentaje que puede ser eso. No quiero decir tampoco que San Buenaventura es el único caso que pueda dar eso. El sistema manejado por seres humanos siempre tiende a tener alguna falla. (...) Estaría calificando con el manejo de una Asada la gestión que se hace, dentro de la Región, con 340."

German Araya - Director AyA Región Chorotega

Relación entre la Asada y el AyA

 Los vecinos se movilizan como puedan a alguno de los cuatro tanques que el AyA llena mediante camión cisterna. (Imagen de la Red del Golfo)

Los vecinos se movilizan como puedan a alguno de los cuatro tanques que el AyA llena mediante camión cisterna. (Imagen de la Red del Golfo)

Desde el 2016, el AyA ordenó la entrega de agua con camión cisterna en San Buenaventura. El vehículo ingresa dos veces por semana. Antes pasaba casa por casa. Ahora llena cuatro tanques que se instalaron en el pueblo. La Escuela colocó uno hasta este año.

Según el el AyA y su oficina que gestiona con las Asadas, "existe resistencia" de la organización en San Buenaventura. Incluso cancelaron una reunión convocada para febrero. La institución agregó que la visita de la Red del Golfo fue la primera ocasión, en la que se enteraron de esta preocupación.

Sin embargo el Presidente de la Asada se mostró "extrañado" por la respuesta del AyA, pues cree que se dio un mayor acercamiento en la actual administración. Según el líder, la asociación tendría el convenio de delegación en abril, ya que han tenido atrasos en la tramitación de la cédula jurídica.

Respuesta del AyA:
- Tenemos las pruebas del 2016. ¿Hubo traslado de esa información a la comunidad?
Posterior a los resultados del análisis realizado en el 2016, se comunicó a las ASADAS implicadas el resultado, y se les indicó que se solicitaría al LNA realizar los análisis de calidad de agua de los pozos que abastecen la población (lo cual se solicitó), además se les lleva agua por cisterna, dos veces por semana. Correspondía a cada ASADA/comité el proceso de informar a los vecinos de la comunidad.
- ¿El AyA ha tenido relación, a través de la acción social de la institución u otra instancia, con la comunidad de San Buenaventura? De ser así, ¿cuándo fue el último contacto, reunión o diálogo? - Igualmente, ¿cuándo fue el último diálogo del AyA con la Asada de San Buenaventura? ¿Qué temas se han tratado recientemente, en un periodo de los últimos 3 años?
Existe resistencia por parte de la ASADA en trabajar en conjunto con el AyA. El último encuentro con la ASADA de San Buenaventura fue en noviembre 2016, solicitada por la ORAC y la Municipalidad de Abangares para buscar oportunidades de presentar mejoras para el acueducto por medio de DINADECO, lo cual requiere de seguimiento que se tiene agendado en estos días.
- ¿La Asada de San Buenaventura cuenta con convenio de delegación?
No ha habido interés por parte de la ASADA, a pesar de que se les ha insistido sobre la importancia de contar con este documento.
- Ante la alerta de los vecinos y lo que claramente parece ser una falta de información en los vecinos para no tomar del agua de la tubería ¿cómo califica el AyA la labor en ese tema puntual de la Asada de San Buenaventura? ¿Se ha fallado, han habido fallos en la gestión, si se dio esa situación?
Se lleva agua por cisterna a la comunidad 2 veces por semana. El primer reporte que recibimos en la ORAC por falta de información fue por el compañero de MarViva y las señoras vecinas de Colorado y San Buenaventura.
- ¿Qué hará el AyA ante esta situación? Concretamente, ¿en qué fechas la institución tendría un acercamiento hacia la Asada y hacia la comunidad para tratar este tema?
El pasado lunes (lunes 20 de febrero al momento de la respuesta) se tenía programada una reunión con la Junta Directiva de la ASADA, no obstante un par de horas antes de la reunión la cancelaron. Y solicitaron se reprograme para dentro de 15 días (lunes 6 de marzo al momento de la respuesta). Ese mismo día se conversó con la ASADA de Peñas Blancas, a quienes se les está haciendo un estudio hidrogeológico y se conversó con ellos sobre la conveniencia de asumir a San Buenas, en caso de que se encuentre buen caudal con la potencial perforación de un pozo.

Red del Golfo apuesta a la unión para atraer turismo al Golfo de Nicoya

Formamos la Cooperativa de Servicios Eco Turísticos y Afines del Golfo de Nicoya, para dar servicios turísticos.

Cuando las personas cruzan el puente sobre el río Tempisque, en general lo hacen en su camino a las famosas playas de Guanacaste. La mayoría no imagina que justo están en el epicentro de un tesoro cultural y natural. El Golfo de Nicoya y la cuenca baja del río Tempisque tienen una belleza y riqueza únicas, con un gran potencial de desarrollo turístico.

Las 14 comunidades de la Red del Golfo conocen muy bien el potencial de la zona. Cada día la observan y la viven. Desde los cientos de pescadores que navegan el mar y los esteros, hasta el resto de vecinos que crecieron con un hermoso jardín.

Formamos la Cooperativa de Servicios Eco Turísticos y Afines del Golfo de Nicoya, para dar servicios de turismo y de mejora de la pesca sostenible, en un paisaje hermoso y con enorme potencial.

Negocio en unión, para traer progreso

 El 4 de febrero, integrantes de la Red del Golfo conocimos el terreno donde se esperamos algún día construir instalaciones para informar sobre los servicios turísticos que dará la Cooperativa.

El 4 de febrero, integrantes de la Red del Golfo conocimos el terreno donde se esperamos algún día construir instalaciones para informar sobre los servicios turísticos que dará la Cooperativa.

Nuestros pueblos tienen grandes retos. Los Índices de Desarrollo Humano y Pobreza Cantonal desmejoran sustantivamente cuando se analizan los cantones que forman parte de la Red. Los hogares de la Región Chorotega tiene un 27,4% de incidencia de pobreza, más de 10 puntos porcentuales más que la Región Central (15,6%), según el Índice de Pobreza Multidimensional.

Ante la falta de ingreso y empleo en la zona, queremos generar movimiento socioeconómico y cultural. Con el apoyo de Fundación MarViva, hemos dado pasos para crecer, como lo son la guía y formación del Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (Infocoop) y el apoyo y la capacitación del Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

Además se realizó un estudio de viabilidad, para tener los datos objetivos sobre el posible mercado y potencial para poder vender los servicios turísticos. También formamos una asociación - con miembros que han estado desde el inicio de la Red del Golfo - para que pueda realizar ciertos trámites que fortalecen a la Cooperativa.

Dicha asociación era necesaria para generar un espacio que nos ilusiona: se solicitó un permiso de uso al Estado, de un terreno cercano al puente de la Amistad. Desde este lote queremos tener nuestro cuartel para informar a las personas y guiarlos a los servicios turísticos que la Cooperativa ofrecerá. Falta mucho para llegar ahí, pero es un sueño que nos ilusiona y que trabajaremos por ver hecho realidad. Juntas las comunidades, queremos traer opciones urgentes en el Golfo de Nicoya.

    Vigilancia y seguridad: un reto constante en el Golfo de Nicoya

    La Red del Golfo nació para tener comunidades más seguras y empoderadas en la parte interna del Golfo de Nicoya.

    Durante muchos años, el Golfo de Nicoya permaneció como un vacío en el mapa de la vigilancia de Costa Rica. Aunque las comunidades han avisado de los actos ilícitos que aquí se cometen, el trabajo en materia de seguridad no se ha dado a un nivel constante.

    Para atender una denuncia o un caso en aguas de la parte interna del Golfo, el Servicio Nacional de Guardacostas (SNG) debía movilizarse desde Puerto Caldera, invirtiendo ¢250.000 por hora en combustible de la embarcación, para llegar a Chira por ejemplo. Pero ahora esa y otras dos autoridades están más cerca con la Estación Interinstitucional en Puerto Níspero.

    Si bien se inauguró en julio del 2016, durante alrededor de 5 meses solamente el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) tenía sus funcionarios en las instalaciones. La meta de trabajo coordinado entre tres entidades - Sinac, Guardacostas y el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca) - no se cumplía. Posteriormente Guardacostas se instaló.

    El 2017 trae aires frescos para una Estación clave en un punto estratégico para la seguridad del Golfo y los pueblos. Aunque todavía Incopesca y su presidente Gustavo Meneses, no han anunciado cuándo trabajarán en las instalaciones.

    Vigilancia del pueblo, reacción de las autoridades

     Pescadores y vecinos de ambas comunidades se capacitaron y dialogaron con las autoridades, para ser más vigilantes y denunciar. (Imagen de la Red del Golfo)

    Pescadores y vecinos de ambas comunidades se capacitaron y dialogaron con las autoridades, para ser más vigilantes y denunciar. (Imagen de la Red del Golfo)

    Desde mediados del 2016, con el apoyo de MarViva, dos comunidades de la Red del Golfo, Puerto Moreno de Nicoya y Puerto Níspero de Cañas formaron su Comité de Vigilancia.

    La seguridad es la razón de creación de la Red y es uno de los tres pilares fundamentales en el Plan de Acción. Por eso las labores han continuado en el tema. El 27 de febrero, nos reunimos con Guardacostas, Sinac e Incopesca, para definir un plan en conjunto de protección del Golfo.

    Mientras tanto el Comité de Vigilancia Moreno-Níspero sigue activo, pero los vecinos aún no realizan todas las denuncias del caso. El Presidente de la Asociación de Pescadores de Níspero, Rafael Umaña, mencionó que si realizan las quejas ante la autoridad.

    "Se nos iba a  hacer imposible, presentar denuncias por la distancia. Decidimos esperar y tener el acercamiento, la apertura de la Estación, para poder accionar con denuncias."

    Rafael Umaña - Pescador y líder de Puerto Níspero

    Mientras Incopesca no dé el paso para instalarse en la Estación, no se cumple el objetivo de lograr un trabajo coordinado entre tres instituciones. Todas tienen sus funciones tanto para la protección del medio ambiente de un tesoro como el Golfo de Nicoya, como para combatir actos ilícitos - desde pesca ilegal hasta venta de drogas - que se dan en la zona.

    El Director de Guardacostas, Martín Arias, fue positivo con respecto a lograr el trabajo coordinado. Sin embargo todavía hace falta que las operaciones del día a día sean bajo una verdadera unión, entre 3 instituciones y el pueblo que debe ser el primer policía.

    "Saber coordinar esfuerzos. Es una constante el elemento coordinación y operaciones conjuntas e intercambio de información. Se tienen frente a frente. Si no logran coordinar sería lamentable."

    Martín Arias - Director del Servicio Nacional de Guardacostas

    Con camión, pero sin pago: San Pablo atascado en basura

    San Pablo en el cantón de Nandayure, vive con el riesgo, ante la mala gestión de residuos.

    En San Pablo de Nandayure se combinan situaciones en una compleja y deficiente gestión de residuos:

    • durante muchos años el pueblo pidió a la Municipalidad que diera el servicio de recolección;
    • hoy el camión pasa 2 veces por semana, pero muchos vecinos no quieren pagar y el gobierno local tiene un déficit millonario;
    • en algunos caseríos no se da el servicio;
    • hay varios puntos terribles de contaminación, por personas que los convirtieron en botaderos a cielo abierto;
    • y no hay cultura ni estrategia de separación de residuos o reciclaje.

    Según el Gestor Ambiental del municipio, Douglas Arauz, tras muchos años de solicitud, hizo el proyecto para llevar la recolección de desechos a San Pablo. Luego de la aprobación, hoy la comunidad genera un balance de ¢18 millones negativos cada año. A pesar de la faltante, Arauz admite que el culpable es la Administración por no cobrar.

    "Las personas que supuestamente 'no se inscribieron en el servicio', ellos creen que todavía no tienen que pagar."

    James Li - Exalcalde de Nandayure

    "Hasta las cáscaras de camarón vienen a botar aquí"

    A pesar de la recolección, hay graves problemas por la falta de educación ambiental y la acumulación de desechos en focos de contaminación. Personas arrojan sus desechos en la quebrada que atraviesa la comunidad, en la cual juegan niños, y en un lote en Zanjones, donde no se puede permanecer 10 minutos ante el nauseabundo olor.

     En el 2016, un acumulación de basura se mantuvo varios días en el punto de Morote, tras un conflicto por quién debía recogerla. (Imagen cortesía de Eugenia Pérez)

    En el 2016, un acumulación de basura se mantuvo varios días en el punto de Morote, tras un conflicto por quién debía recogerla. (Imagen cortesía de Eugenia Pérez)

    El Equipo de Comunicación de la Red del Golfo encontró restos de mariscos y hasta una lavadora en el terreno a la orilla de la calle. Es un peligro de salud latente y un pendiente para limpiar, tanto por el pueblo como por las autoridades.

    El presidente de la Asociación de Desarrollo de San Pablo, Manuel Alexánder Urbina, pide capacitaciones para poder trabajar en una estrategia de reciclaje, junto con la Municipalidad. Pero el gobierno local no tiene recursos para generar ese plan y poder tratar ese material valorizable.

    Por el momento, el mal olor y el riesgo se extienden en San Pablo, sin una solución concreta en el panorama.

     

    Sonzapote: un pueblo de paso que sufre con los desechos

    Sonzapote de Nicoya tiene un reto en la gestión de residuos. Acá no pasa el camión recolector y la costumbre es quemar los desechos.

    Sonzapote es un pueblo que parece de paso. Se encuentra a la orilla de la carretera, poco después de pasar el puente sobre el río Tempisque. ¡Si acelerás mucho, te lo perdés! Pequeño y calmado, enfrenta un enorme reto al perderse en la gestión de los residuos que debe realizar el cantón de Nicoya.

    Al igual que en todo el distrito, acá no pasa el camión recolector. La quema de los desechos es una práctica común, como también lo es lanzarlos a un lote baldío - en la calle que lleva a Puerto Moreno - convertido en botadero a cielo abierto. Es un peligroso foco de contaminación.

    Carlos Carrillo, vecino de Sonzapote y educador, afirma que no hay organización en su comunidad o acciones de la Municipalidad para enfrentarse al problema con los desechos.

    "Sería bueno que se tomara cuenta en las organizaciones, para que los desechos no queden en las calles, que sea un pueblo más sano."

    Además vecinos de la zona denuncian que camiones que limpian tanques sépticos, arrojan esas aguas sucias a la orilla de la carretera, incluso zona de manglar.

    En el 2015, la Fuerza Pública recibió una sola denuncia. Pero las autoridades piden a los ciudadanos que denuncien y ojalá tomen imágenes de lo que sucede. La Municipalidad de Nicoya dijo no tener quejas al respecto.

    A espera de la Municipalidad y los gestores autorizados

    Ante la situación, la Municipalidad de Nicoya no tiene presupuesto para ampliar el recorrido de los camiones recolectores y que incluyan a Sonzapote. En lugar de eso, aplicarán la figura del gestor autorizado.

    La opción del GESTOR AUTORIZADO busca "legalizar la actividad ilegal" que ya realizan ciertas personas, que cuentan con un vehículo para pasar por los barrios y que cobran por recoger la basura. El plan de capacitación debe realizarse en el primer trimestre del 2017, pero aún no llega a la comunidad. Debe regularse - junto con el Ministerio de Salud - a los gestores autorizados, para que cumplan y se les pague.

    El Gestor Ambiental de Nicoya, Jorge Jiménez, dijo a la Red del Golfo en octubre del 2016 que este es el plan más viable para lograr una solución. Pero seguimos a la espera de que se concrete.

     

    En San Buenaventura los malos hábitos pueden más que el camión recolector

    La deficiente gestión de los residuos en San Buenaventura afecta ríos, calles, mangalares, aceras, lotes y al mar del Golfo de Nicoya.

    A diferencia de la mayoría de comunidades de la Red del Golfo, en San Buenaventura de Colorado sí pasa el camión de la basura. Pero eso no evita que los desechos lleguen donde no deben estar: la quebrada, un lote convertido en basurero a cielo abierto, el manglar y las aguas del Golfo de Nicoya. La gestión de los residuos no es integral ni completa.

    El Concejo Distrital de Colorado (la municipalidad está en Las Juntas de Abangares, pero aquí hay gobierno local) realiza la recolección 3 veces a la semana, un día para residuos tradicionales; otro para material reciclable; y uno más para desechos orgánicos. Y aún así, muchos habitantes contaminan.

    Según los datos oficiales la recolección y la separación aumentaron en los últimos tres años, pero se mantiene el problema. La Intendenta María Wilman Acosta aseguró que "la gente no quiere cooperar". Sin embargo admitió que no se cumple con el monitoreo y la limpieza de lotes contaminados, así como la sanción a sus dueños.

    "Hay que hacer muchísimo. En la parte de educación ambiental, aunque hago esfuerzos siempre estoy flaqueando en esa área."

    Emilia Mora - Gestora Ambiental Colorado

     En el pasado se han hecho jornadas de limpieza, con coordinación de la Asociación de Desarrollo y apoyo de otras instituciones. (Imagen cortesía de la ADI de San Buenaventura)

    En el pasado se han hecho jornadas de limpieza, con coordinación de la Asociación de Desarrollo y apoyo de otras instituciones. (Imagen cortesía de la ADI de San Buenaventura)

    Francisco Chévez, vecino de San Bueneventura, pidió a las autoridades que brinden capacitación y orientación para que la comunidad trabaje unida para cambiar el panorama.

    La Gestora Ambiental de Colorado, Emilia Mora, aseguró que no se cuenta con un programa formal u organigrama para trabajar en capacitación en la comunidad. El esfuerzo que si existe es el Programa Bandera Azul.

    Este es un galardón que premia el esfuerzo y el trabajo voluntario de organizaciones u otras entidades, por mantener ciertas acciones y medidas de conservación, protección del medio ambiente y mejores condiciones higiénicas y de salud.

    Pero esto no es suficiente en San Buenaventura. Geográficamente está cerca del gobierno local. Pero actualmente que no hay relación para manejar un programa participativo que cambie la gestión de residuos en la comunidad.

     

    Puerto San Pablo se ahoga en desechos propios y de todo el cantón

    Puerto San Pablo, en el cantón de Nandayure, está contaminado por los desechos de sus vecinos, pero también por los de habitantes del resto del cantón.

    "Me gustaría que se hiciera un buceo en esas partes de Puerto Thiel y Puerto San Pablo, para que midamos el impacto en los mares y el Golfo."

    Douglas Arauz - Gestor Ambiental Municipalidad de Nandayure

    La calle de entrada a Puerto San Pablo de Nandayure podría estar en una postal o fotografía para promocionar el turismo a Costa Rica. Desde ahí sabemos que esta comunidad de la Red del Golfo es hermosa, pero acá vivimos agobiados por la mala gestión de los residuos y los problemas de salud que eso conlleva.

    En Puerto San Pablo no pasa el camión recolector de la basura, por lo que la mayoría de vecinos queman sus desechos o en el peor de los casos, la arrojan a lotes o puntos que van directo al Golfo de Nicoya. Este pueblo es costero, depende de la pesca y del mar, por lo que la contaminación marina acelera la muerte de un tesoro ya en riesgo.

     La calle de entrada y salida de Puerto San Pablo en Nandayure (Imagen de la Red del Golfo)

    La calle de entrada y salida de Puerto San Pablo en Nandayure (Imagen de la Red del Golfo)

    Según Roberto Ugalde, ganadero y agricultor, y muchos otros vecinos, las autoridades ingresan a Puerto San Pablo en la temporada del dengue, a realizar campañas de limpieza y manejo de desechos. Pero el resto del año, no hay relación o campaña alguna para cumplir la ley y darle una verdadera gestión integral a los residuos que se generan.

    La comunidad sufre por los hábitos de su población. Pero además por cómo reciben desechos de otras partes del cantón de Nandayure. El río que atraviesa Puerto San Pablo acarrea basura, hasta grandes objetos como electrodomésticos, que van a parar a fincas en su camino o al Golfo de Nicoya. En el pasado algunos vecinos realizaron jornadas de limpieza. Pero faltan esfuerzos sostenidos.

    Municipalidad prometió llevar el camión a Puerto San Pablo y Puerto Thiel

    Es claro que Puerto San Pablo carece de mayores esfuerzos comunales, de fuerzas que estén realmente vivas. Las personas deben despertar, para poder generar cambios. Y para solicitar y exigir a la Municipalidad acciones, que al menos sean una recolección periódica en la comunidad.

    En noviembre del 2016, el Gestor Ambiental de Nandayure, Douglas Arauz, afirmó a la Red del Golfo que el camión llegará a Puerto Thiel y Puerto San Pablo. El aumento en la recolección (un día más) se dará tras una orden del Ministerio de Salud que obliga al municipio a llegar a una comunidad llamada Cacao. Se aprovechará para llegar a dos pueblo más.

    Sin embargo tras dos meses del año, aún no se ve cambio en el panorama.

    "Vacas intoxicadas por comer plástico"

    Roberto Ugalde - Ganadero y agricultor de Puerto San Pablo

    La Red del Golfo seguirá pendiente del tema y presionará porque la Municipalidad cumpla y se de una transformación en la gestión de residuos.

     

    Copal de Nicoya participa en proyecto para fortalecer Asadas

    Guanacaste vive constantemente en alerta, ante el efecto de sequías y la falta de agua. Copal de Nicoya, una de las comunidades de la Red del Golfo, quiere mejorar la gestión de su recurso hídrico. Por eso su Asada (Asociaciones Administradoras de Sistemas de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios - Asadas) aplica a un proyecto de gran envergadura, para fortalecer sus capacidades.

    Se trata del "Proyecto Fortalecimiento de las capacidades de Asociaciones de Acueductos Rurales (ASADAS) para enfrentar riesgos del Cambio Climático en comunidades con estrés hídrico en el Norte de Costa Rica", coordinado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Costa Rica y el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA).

    La presidenta de la Asada de Copal es una valiente y extraordinaria mujer, Consuelo Orias. Desde el 2010 comenzó a trabajar por la organización que administra el agua en esta comunidad de 1.000 personas, pero tiene toda una vida alzando su voz, siendo líder, algo que asegura le heredó su padre.

    Esperanza en Copal con el PNUD

     Consuelo Orias y Marta Beatriz García, de la Asada de Copal, participaron en el taller del PNUD. (Imagen de la Red del Golfo)

    Consuelo Orias y Marta Beatriz García, de la Asada de Copal, participaron en el taller del PNUD. (Imagen de la Red del Golfo)

    El proyecto del PNUD y el AyA arrancó desde agosto del 2016 y se desarrollará durante cinco años. El pasado 3 de febrero, las Asadas que aplican pues cumplen ciertos prerrequisitos, participaron en un taller de formulación de proyectos, para entender cómo deben presentar su plan al PNUD. En el caso de Copal, el objetivo es construir una nueva tubería, que conecte la naciente de esa comunidad con la red. Si tienen éxito se pondrá una tubería de 3 pulgadas, alrededor de 800 metros de infraestructura.

    Orias, una de las más destacadas líderes de la Red del Golfo, afirmó que ya se cuentan con estudios y por eso confía en avanzar y lograr los fondos. Cada proyecto puede ser de hasta $20.000 (¢12 mill. aproximadamente). El PNUD marcó como fechas claves:

    • Recepción de solicitudes: hasta el 3 de marzo
    • Aclaraciones de las Asadas: hasta el 17 de marzo
    • Comité de selección de solicitudes de financiamiento: último día 5 de mayo

    El proyecto trabajará con 285 Asadas de 10 cantones: Los Chiles, Upala y Guatuso de la Zona Norte y Cañas, Liberia, La Cruz, Carrillo, Santa Cruz, Nicoya y Hojancha de la Región Chorotega. El fortalecimiento de las capacidades de los acueductos rurales se trabajará en tres ejes:

    1. Inversión en infraestructura
    2. Medidas de adaptación al cambio climático
    3. Políticas y estrategias de financiamiento

    Natalia Meza, especialista ambiental y consultora del PNUD en el proyecto, aseguró que se trabaja como primer paso acciones en infraestructura, pues es lo más elemental. Pueden ser labores como una nueva fuente de abastecimiento; o un cambio de tubería ante la antigüedad y los fallos en la actual.

    "No le podés pedir a la gente que piense en cambio climático, que ahorre agua, si primero no les das las soluciones para garantizar que tenés disponibilidad hídrica. Esa inversión es lo primero que estamos fomentando."

    Natalia Meza - PNUD

    La Asada de Copal y Consuelo Orias sueñan en grande con este proyecto. En el pasado enfrentaron sequías, falta de interés y hasta juicios de personas que pusieron sus intereses personales antes que los de la comunidad. Pero Copal salió victorioso. Ahora apunta a un paso más, una victoria más, que siga protegiendo un derecho humano y un tesoro: el agua.

    ¿De qué trata el proyecto del PNUD y el AYA?

    Video explicativo sobre las acciones del proyecto "Fortalecimiento de las ASADAS" para trabajar con los acueductos comunales de 10 cantones en la zona norte del país

     

     

    AyA aún no da fecha para solución a escasez del agua en Colorado

    En Colorado en el cantón de Abangares, el tubo batalla con la sequía.

    "¡CAMBOYA CAMBOYA, NO HAY AGUA!"

    Vecina de Barrio Las Flores - Colorado

    Ese fue el grito de guerra de una vecina del centro de Colorado, distrito de Abangares. Así el barrio las Flores comenzó a conocerse como Camboya, en referencia a ese país del sureste de Asia donde el suministro del agua ha sido un problema histórico.

    Los problemas alrededor de la gestión del líquido no son nuevos. Los ciudadanos lo viven desde hace mucho. "Yo tengo de vivir aquí desde hace 10 años. Son 5 años más o menos de estar sin agua. En mi casa llega a las 12, 1 de la tarde y se va tipo 6 de la tarde, ya no tenemos agua", explica Juliana Corrales, vecina de la comunidad.

    Y tampoco son nuevos para las autoridades del Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA). El Director en la Región Chorotega, German Araya, atendió al Equipo de Comunicación de la Red del Golfo y explicó que al llegar a la Presidencia de la entidad con la nueva administración en el 2014, Yamileth Astorga visitó Colorado, de la cual ya conocía su escasez.

    Pueblo dividido y con falta de información

     Así salió el agua en los últimos meses del 2016, cuando el pozo que aportaba el líquido a las tuberías se contaminó. (Imagen cortesía de Juliana Corrales)

    Así salió el agua en los últimos meses del 2016, cuando el pozo que aportaba el líquido a las tuberías se contaminó. (Imagen cortesía de Juliana Corrales)

    Colorado es parte del dilema del agua en la provincia de Guanacaste. En el centro, el líquido llega por la tubería solo en ciertas horas de la tarde. Durante ese periodo, los habitantes deben acumularlo en envases y baldes, para poder consumir, cocinar o bañarse luego.

    Vecinas como Corrales están hartas y el malestar es evidente en muchos otros. La inquietud llegó a un nivel alarmante en el 2016, cuando a las casas llegó lo que bautizaron como el "agua chocolate". En ese momento incluso hubo fuertes mensajes contra el AyA en redes sociales y hasta amenazas contra el Director Regional.

    El 12 de enero del 2017, la Presidenta del AyA visitó el pueblo y se reunió con el gobierno local para anunciar los proyectos de solución. Pero los ánimos no se han calmado. Carmen Sánchez, vecina de Colorado, aseguró que si bien ha sido complejo, sí se ha mejorado y agregó que hay disposición por parte de las autoridades. Sin embargo otros exigen soluciones prontas.

    AyA hizo pozo que no sirve, aún sin fechas para solución

     El Director Regional del AyA atendió a nuestro Equipo de Comunicación. (Imagen de la Red del Golfo)

    El Director Regional del AyA atendió a nuestro Equipo de Comunicación. (Imagen de la Red del Golfo)

    Según German Araya, Director Regional que ve la zona, las soluciones que manejan son de corto, mediano y largo plazo, pero vienen dirigidas desde la Administración Central. En el 2016, ante la tradicional escasez, el AyA activó un pozo nuevo (el pozo #2). Este fue construido en el 2010. Pero el año pasado presentó problemas y el agua que llegó a las casas fue sucia, de color café y no potable. 

    Antes de eso el AyA ya había ordenado, en convenio con el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), la perforación de un nuevo pozo de 70 metros. Este generó altas expectativas en la población, pero al final se dio la decepción. El pozo no resolvió el problema y en noviembre se conoció el informe del líquido, el cual define que no es apto para consumo.

    "No es una situación de ocurrencia. Realmente tiene estudios de los hidrogeólogos que permitió estimar que a esa profundidad tendríamos una buena solución para Colorado. Con la mala suerte de que el pozo, la cantidad que dio es muy baja y tiene problemas también de calidad. Ya se nos complicó"

    German Araya - Director Regional Chorotega AyA

    En este momento el AyA realiza un estudio hidrogeológico, que presentaría soluciones definitivas. Sin embargo hoy lo único cierto es que el ente rector del agua en Costa Rica no define una fecha de soluciones para la escasez en Colorado, según el Director Regional, porque no la pueden dar y si lo hace generaría falsa expectativa. Por eso pide calma al pueblo y tiempo para trabajar en conjunto.

    EN PROCESO

    • Estudio de hidrogeóloga

    CORTO PLAZO

    • Planta de tratamiento para tratar agua del pozo #2 y que se pueda tomar

    MEDIANO PLAZO

    • Idea de una galería de infiltración

    LARGO PLAZO

    • Proyecto con aguas del río Abangares (idea)
    • Proyecto en Cañas, para que alcance a Colorado (idea)