Colorado de Abangares: el camión pasa pero la basura se acumula

Colorado de Abangares cuenta con sistema de recolección tres veces por semana, pero hay serios problemas en el manejo de los desechos.

Ya han hecho programas. Ya han llamado. Lo que pasa es que la gente no está consciente.

Lucila Peña - Vecina de Colorado

En Colorado de Abangares, a diferencia de otras comunidades de la Red del Golfo, el problema no es que no pase el camión de la basura. El servicio de recolección se da tres veces por semana: lunes para residuos tradicionales, miércoles para material de reciclaje y viernes para desechos orgánicos. Y sin embargo el dilema con la gestión de los residuos sigue.

La basura se acumula en lotes baldíos que invaden hasta las aceras; en pilas de hojas quemadas; y hasta en la quebrada Colorado, que por supuesto va a dar al Golfo de Nicoya, víctima de la contaminación. ¿Y por qué tantos focos de suciedad e insalubridad si el camión pasa?

  • EDUCACIÓN Y HÁBITOS: está claro que hay falta de educación en los ciudadanos, que reproducen hábitos nocivos como quemar desechos o simplemente tirarlos al río. "El viejo nos va a costar cambiarlo", reconoce la intendenta de Colorado María Wilman Acosta, quien se enfoca en educar a los niños y jóvenes.
  • FALTA DE CAPACITACIÓN: aunque el Concejo Municipal está en el centro de Colorado y se da el servicio, hay lejanía de la autoridad. No hay un programa de capacitación a la población, de ir casa por casa o barrio por barrio, para generar cambios en cómo los ciudadanos gestionan sus residuos. Solo hay charlas puntuales en centros educativos u otras instancias. La encargada del Departamento de Gestión Ambiental, Emilia Mora, asegura no tener presupuesto para acciones dirigidas a tener un programa formal.
  • FLOJA INSPECCIÓN: el Concejo Municipal admite que no se hace la inspección apropiada en lotes o espacios públicos contaminados y por ende tampoco la limpieza. Ciertos lotes están llenos de basura, generan malos olores, presencia de insectos y son un atentado contra la salud. El dueño del lote debería ser notificado y recibir un proceso de sanción, pero tampoco se hace.

Ya no hay ignorantes en esta vida. Lo que hay es falta de comunicación a toda la gente. La gente le da miedo, no llega.

Yanixa Fonseca - Vecina de Colorado

Vecinos inconscientes continúan contaminando. Otros más bien quieren hacer una gestión adecuada, pero piden acciones al gobierno local. Y el Consejo Municipal no tiene un plan concreto para resolverlo. Mientras tanto Colorado de Abangares sigue acumulando basura, que el Golfo de Nicoya no sabe cómo tratar. 

RDG