Colorado

Vecinos de San Buenaventura siguen tomando agua no apta para consumo

En San Buenaventura de Colorado, muchos vecinos toman agua del tubo, a pesar de que no es apta para consumo.

En San Buenaventura, comunidad de Colorado en el cantón de Abangares, el agua que llega a las casas no se debe tomar. Distintos vecinos afirman que - desde hace muchos años - el líquido sabe extraño, salado y que incluso les enferma y daña la ropa, el cabello y más. Pero los datos oficiales sobre el estado del agua y las acciones llegaron hasta el 2016.

Esta es una de las hojas del informe del AyA sobre la calidad del agua, que llega a los hogares de San Buenaventura. (Entregada por la Asada local al Equipo de Comunicación de la Red del Golfo)

El análisis del Laboratorio Nacional de Aguas, informe AYA-ID-05720-2016 de junio del año pasado, reveló que el agua de la tubería en San Buenaventura tiene una alta concentración de nitrato, en un nivel que incumple el Reglamento para la Calidad de Agua Potable. El Informe indica que la concentración de nitratos es de 70,59 mg/L, cuando el máximo admisible según el Reglamento es de 50 mg/L y el recomendado es 25 mg/L. (Ver resultados aquí.)

Previamente en marzo del 2016, el "Informe de Monitoreo de Pozos en el Sector Abangares", de la Unidad de Gestión Ambiental del AyA señaló que en San Buenaventura y otros puntos de la zona el agua subterránea presenta "valores superiores de conductividad eléctrica a los establecidos". (Ver Informe completo aquí.) La conductividad del agua se refiere a su habilidad de conducir electricidad y tiene que ver con la salinidad de la misma.

No hubo campaña, pero si se informó

En San Buenaventura, un camión cisterna reparte agua dos veces por semana. El AyA llena los tanques que se instalaron en la comunidad. (Imagen de la Red del Golfo)

En San Buenaventura, un camión cisterna reparte agua dos veces por semana. El AyA llena los tanques que se instalaron en la comunidad. (Imagen de la Red del Golfo)

A pesar de las sensaciones de los habitantes desde hace muchos años de recibir un agua con alta concentración de sal y de los datos recientes sobre la calidad del líquido, la alerta de la Asada de San Buenaventura no fue masiva.

En este pueblo guanacastecto el agua no es gestionada por el Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA) sino una Asada (Asociación Administradoras de los Sistemas de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios, organización comunal que realiza la labor). Sin embargo la Asada ni siquiera cuenta con el convenio de delegación. Tener este documento es una obligación según el Reglamento de las Asadas. (Ver respuestas del AyA más abajo.)

El presidente de la Asada desde el 2012, Alberto Matarrita, mencionó que el problema se tornó crítico desde hace 5 años. Explicó que a partir del 2015, comenzaron las visitas del AyA y se tuvo información sobre la situación.

Matarrita defendió que sí se informó a los vecinos, pero admitió que no hubo una campaña masiva y que se ha fallado pues se puede hacer más. Aunque cree que la gente está informada, si dijo que muchos siguen tomando por "escepticismo", pues simplemente no creen que esté contaminada.

La preocupación en la comunidad es que muchos habitantes, al no tener una información y un aviso claro, siguen tomando del tubo. La directora de la Escuela de San Buenaventura, Viviana Gómez, aseguró que la mayoría de niños - del total de 125 - beben del tubo. A pesar de la indicación en el centro escolar, de que no la ingieran, muchos lo hacen por necesidad, pues desde la casa no les dieron un recipiente con agua potable.

El Director Regional del AyA en la zona, German Araya, afirmó que el simple hecho de percibir un olor en el agua o que esta genere malestar, ya representa un inconveniente y no debería consumirse. El ente rector del agua en Costa Rica evitó calificar lo sucedido en San Buenaventura como un fallo del sistema de gestión, que involucra a la Asada.

"¿Cuántas Asadas administra la Región Chorotega? Son alrededor de 340. Saque el porcentaje que puede ser eso. No quiero decir tampoco que San Buenaventura es el único caso que pueda dar eso. El sistema manejado por seres humanos siempre tiende a tener alguna falla. (...) Estaría calificando con el manejo de una Asada la gestión que se hace, dentro de la Región, con 340."

German Araya - Director AyA Región Chorotega

Relación entre la Asada y el AyA

Los vecinos se movilizan como puedan a alguno de los cuatro tanques que el AyA llena mediante camión cisterna. (Imagen de la Red del Golfo)

Los vecinos se movilizan como puedan a alguno de los cuatro tanques que el AyA llena mediante camión cisterna. (Imagen de la Red del Golfo)

Desde el 2016, el AyA ordenó la entrega de agua con camión cisterna en San Buenaventura. El vehículo ingresa dos veces por semana. Antes pasaba casa por casa. Ahora llena cuatro tanques que se instalaron en el pueblo. La Escuela colocó uno hasta este año.

Según el el AyA y su oficina que gestiona con las Asadas, "existe resistencia" de la organización en San Buenaventura. Incluso cancelaron una reunión convocada para febrero. La institución agregó que la visita de la Red del Golfo fue la primera ocasión, en la que se enteraron de esta preocupación.

Sin embargo el Presidente de la Asada se mostró "extrañado" por la respuesta del AyA, pues cree que se dio un mayor acercamiento en la actual administración. Según el líder, la asociación tendría el convenio de delegación en abril, ya que han tenido atrasos en la tramitación de la cédula jurídica.

Respuesta del AyA:
- Tenemos las pruebas del 2016. ¿Hubo traslado de esa información a la comunidad?
Posterior a los resultados del análisis realizado en el 2016, se comunicó a las ASADAS implicadas el resultado, y se les indicó que se solicitaría al LNA realizar los análisis de calidad de agua de los pozos que abastecen la población (lo cual se solicitó), además se les lleva agua por cisterna, dos veces por semana. Correspondía a cada ASADA/comité el proceso de informar a los vecinos de la comunidad.
- ¿El AyA ha tenido relación, a través de la acción social de la institución u otra instancia, con la comunidad de San Buenaventura? De ser así, ¿cuándo fue el último contacto, reunión o diálogo? - Igualmente, ¿cuándo fue el último diálogo del AyA con la Asada de San Buenaventura? ¿Qué temas se han tratado recientemente, en un periodo de los últimos 3 años?
Existe resistencia por parte de la ASADA en trabajar en conjunto con el AyA. El último encuentro con la ASADA de San Buenaventura fue en noviembre 2016, solicitada por la ORAC y la Municipalidad de Abangares para buscar oportunidades de presentar mejoras para el acueducto por medio de DINADECO, lo cual requiere de seguimiento que se tiene agendado en estos días.
- ¿La Asada de San Buenaventura cuenta con convenio de delegación?
No ha habido interés por parte de la ASADA, a pesar de que se les ha insistido sobre la importancia de contar con este documento.
- Ante la alerta de los vecinos y lo que claramente parece ser una falta de información en los vecinos para no tomar del agua de la tubería ¿cómo califica el AyA la labor en ese tema puntual de la Asada de San Buenaventura? ¿Se ha fallado, han habido fallos en la gestión, si se dio esa situación?
Se lleva agua por cisterna a la comunidad 2 veces por semana. El primer reporte que recibimos en la ORAC por falta de información fue por el compañero de MarViva y las señoras vecinas de Colorado y San Buenaventura.
- ¿Qué hará el AyA ante esta situación? Concretamente, ¿en qué fechas la institución tendría un acercamiento hacia la Asada y hacia la comunidad para tratar este tema?
El pasado lunes (lunes 20 de febrero al momento de la respuesta) se tenía programada una reunión con la Junta Directiva de la ASADA, no obstante un par de horas antes de la reunión la cancelaron. Y solicitaron se reprograme para dentro de 15 días (lunes 6 de marzo al momento de la respuesta). Ese mismo día se conversó con la ASADA de Peñas Blancas, a quienes se les está haciendo un estudio hidrogeológico y se conversó con ellos sobre la conveniencia de asumir a San Buenas, en caso de que se encuentre buen caudal con la potencial perforación de un pozo.

En San Buenaventura los malos hábitos pueden más que el camión recolector

La deficiente gestión de los residuos en San Buenaventura afecta ríos, calles, mangalares, aceras, lotes y al mar del Golfo de Nicoya.

A diferencia de la mayoría de comunidades de la Red del Golfo, en San Buenaventura de Colorado sí pasa el camión de la basura. Pero eso no evita que los desechos lleguen donde no deben estar: la quebrada, un lote convertido en basurero a cielo abierto, el manglar y las aguas del Golfo de Nicoya. La gestión de los residuos no es integral ni completa.

El Concejo Distrital de Colorado (la municipalidad está en Las Juntas de Abangares, pero aquí hay gobierno local) realiza la recolección 3 veces a la semana, un día para residuos tradicionales; otro para material reciclable; y uno más para desechos orgánicos. Y aún así, muchos habitantes contaminan.

Según los datos oficiales la recolección y la separación aumentaron en los últimos tres años, pero se mantiene el problema. La Intendenta María Wilman Acosta aseguró que "la gente no quiere cooperar". Sin embargo admitió que no se cumple con el monitoreo y la limpieza de lotes contaminados, así como la sanción a sus dueños.

"Hay que hacer muchísimo. En la parte de educación ambiental, aunque hago esfuerzos siempre estoy flaqueando en esa área."

Emilia Mora - Gestora Ambiental Colorado

En el pasado se han hecho jornadas de limpieza, con coordinación de la Asociación de Desarrollo y apoyo de otras instituciones. (Imagen cortesía de la ADI de San Buenaventura)

En el pasado se han hecho jornadas de limpieza, con coordinación de la Asociación de Desarrollo y apoyo de otras instituciones. (Imagen cortesía de la ADI de San Buenaventura)

Francisco Chévez, vecino de San Bueneventura, pidió a las autoridades que brinden capacitación y orientación para que la comunidad trabaje unida para cambiar el panorama.

La Gestora Ambiental de Colorado, Emilia Mora, aseguró que no se cuenta con un programa formal u organigrama para trabajar en capacitación en la comunidad. El esfuerzo que si existe es el Programa Bandera Azul.

Este es un galardón que premia el esfuerzo y el trabajo voluntario de organizaciones u otras entidades, por mantener ciertas acciones y medidas de conservación, protección del medio ambiente y mejores condiciones higiénicas y de salud.

Pero esto no es suficiente en San Buenaventura. Geográficamente está cerca del gobierno local. Pero actualmente que no hay relación para manejar un programa participativo que cambie la gestión de residuos en la comunidad.

 

AyA aún no da fecha para solución a escasez del agua en Colorado

En Colorado en el cantón de Abangares, el tubo batalla con la sequía.

"¡CAMBOYA CAMBOYA, NO HAY AGUA!"

Vecina de Barrio Las Flores - Colorado

Ese fue el grito de guerra de una vecina del centro de Colorado, distrito de Abangares. Así el barrio las Flores comenzó a conocerse como Camboya, en referencia a ese país del sureste de Asia donde el suministro del agua ha sido un problema histórico.

Los problemas alrededor de la gestión del líquido no son nuevos. Los ciudadanos lo viven desde hace mucho. "Yo tengo de vivir aquí desde hace 10 años. Son 5 años más o menos de estar sin agua. En mi casa llega a las 12, 1 de la tarde y se va tipo 6 de la tarde, ya no tenemos agua", explica Juliana Corrales, vecina de la comunidad.

Y tampoco son nuevos para las autoridades del Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA). El Director en la Región Chorotega, German Araya, atendió al Equipo de Comunicación de la Red del Golfo y explicó que al llegar a la Presidencia de la entidad con la nueva administración en el 2014, Yamileth Astorga visitó Colorado, de la cual ya conocía su escasez.

Pueblo dividido y con falta de información

Así salió el agua en los últimos meses del 2016, cuando el pozo que aportaba el líquido a las tuberías se contaminó. (Imagen cortesía de Juliana Corrales)

Así salió el agua en los últimos meses del 2016, cuando el pozo que aportaba el líquido a las tuberías se contaminó. (Imagen cortesía de Juliana Corrales)

Colorado es parte del dilema del agua en la provincia de Guanacaste. En el centro, el líquido llega por la tubería solo en ciertas horas de la tarde. Durante ese periodo, los habitantes deben acumularlo en envases y baldes, para poder consumir, cocinar o bañarse luego.

Vecinas como Corrales están hartas y el malestar es evidente en muchos otros. La inquietud llegó a un nivel alarmante en el 2016, cuando a las casas llegó lo que bautizaron como el "agua chocolate". En ese momento incluso hubo fuertes mensajes contra el AyA en redes sociales y hasta amenazas contra el Director Regional.

El 12 de enero del 2017, la Presidenta del AyA visitó el pueblo y se reunió con el gobierno local para anunciar los proyectos de solución. Pero los ánimos no se han calmado. Carmen Sánchez, vecina de Colorado, aseguró que si bien ha sido complejo, sí se ha mejorado y agregó que hay disposición por parte de las autoridades. Sin embargo otros exigen soluciones prontas.

AyA hizo pozo que no sirve, aún sin fechas para solución

El Director Regional del AyA atendió a nuestro Equipo de Comunicación. (Imagen de la Red del Golfo)

El Director Regional del AyA atendió a nuestro Equipo de Comunicación. (Imagen de la Red del Golfo)

Según German Araya, Director Regional que ve la zona, las soluciones que manejan son de corto, mediano y largo plazo, pero vienen dirigidas desde la Administración Central. En el 2016, ante la tradicional escasez, el AyA activó un pozo nuevo (el pozo #2). Este fue construido en el 2010. Pero el año pasado presentó problemas y el agua que llegó a las casas fue sucia, de color café y no potable. 

Antes de eso el AyA ya había ordenado, en convenio con el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), la perforación de un nuevo pozo de 70 metros. Este generó altas expectativas en la población, pero al final se dio la decepción. El pozo no resolvió el problema y en noviembre se conoció el informe del líquido, el cual define que no es apto para consumo.

"No es una situación de ocurrencia. Realmente tiene estudios de los hidrogeólogos que permitió estimar que a esa profundidad tendríamos una buena solución para Colorado. Con la mala suerte de que el pozo, la cantidad que dio es muy baja y tiene problemas también de calidad. Ya se nos complicó"

German Araya - Director Regional Chorotega AyA

En este momento el AyA realiza un estudio hidrogeológico, que presentaría soluciones definitivas. Sin embargo hoy lo único cierto es que el ente rector del agua en Costa Rica no define una fecha de soluciones para la escasez en Colorado, según el Director Regional, porque no la pueden dar y si lo hace generaría falsa expectativa. Por eso pide calma al pueblo y tiempo para trabajar en conjunto.

EN PROCESO

  • Estudio de hidrogeóloga

CORTO PLAZO

  • Planta de tratamiento para tratar agua del pozo #2 y que se pueda tomar

MEDIANO PLAZO

  • Idea de una galería de infiltración

LARGO PLAZO

  • Proyecto con aguas del río Abangares (idea)
  • Proyecto en Cañas, para que alcance a Colorado (idea)
 

Colorado de Abangares: el camión pasa pero la basura se acumula

Colorado de Abangares cuenta con sistema de recolección tres veces por semana, pero hay serios problemas en el manejo de los desechos.

Ya han hecho programas. Ya han llamado. Lo que pasa es que la gente no está consciente.

Lucila Peña - Vecina de Colorado

En Colorado de Abangares, a diferencia de otras comunidades de la Red del Golfo, el problema no es que no pase el camión de la basura. El servicio de recolección se da tres veces por semana: lunes para residuos tradicionales, miércoles para material de reciclaje y viernes para desechos orgánicos. Y sin embargo el dilema con la gestión de los residuos sigue.

La basura se acumula en lotes baldíos que invaden hasta las aceras; en pilas de hojas quemadas; y hasta en la quebrada Colorado, que por supuesto va a dar al Golfo de Nicoya, víctima de la contaminación. ¿Y por qué tantos focos de suciedad e insalubridad si el camión pasa?

  • EDUCACIÓN Y HÁBITOS: está claro que hay falta de educación en los ciudadanos, que reproducen hábitos nocivos como quemar desechos o simplemente tirarlos al río. "El viejo nos va a costar cambiarlo", reconoce la intendenta de Colorado María Wilman Acosta, quien se enfoca en educar a los niños y jóvenes.
  • FALTA DE CAPACITACIÓN: aunque el Concejo Municipal está en el centro de Colorado y se da el servicio, hay lejanía de la autoridad. No hay un programa de capacitación a la población, de ir casa por casa o barrio por barrio, para generar cambios en cómo los ciudadanos gestionan sus residuos. Solo hay charlas puntuales en centros educativos u otras instancias. La encargada del Departamento de Gestión Ambiental, Emilia Mora, asegura no tener presupuesto para acciones dirigidas a tener un programa formal.
  • FLOJA INSPECCIÓN: el Concejo Municipal admite que no se hace la inspección apropiada en lotes o espacios públicos contaminados y por ende tampoco la limpieza. Ciertos lotes están llenos de basura, generan malos olores, presencia de insectos y son un atentado contra la salud. El dueño del lote debería ser notificado y recibir un proceso de sanción, pero tampoco se hace.

Ya no hay ignorantes en esta vida. Lo que hay es falta de comunicación a toda la gente. La gente le da miedo, no llega.

Yanixa Fonseca - Vecina de Colorado

Vecinos inconscientes continúan contaminando. Otros más bien quieren hacer una gestión adecuada, pero piden acciones al gobierno local. Y el Consejo Municipal no tiene un plan concreto para resolverlo. Mientras tanto Colorado de Abangares sigue acumulando basura, que el Golfo de Nicoya no sabe cómo tratar.